relojes tecnológicos

relojes inteligentes baratos
Una de las modas que se van a imponer dentro de poco en el sector de los "relojes tecnológicos" son los relojes diseñados por las marcas de teléfonos de última generación y que van a mejorar las prestaciones y la comodidad de estos últimos, y es que este tipo de relojes pese a tener un precio elevado (entre los 100 y 300 euros) mejoran las prestaciones y la usabilidad de nuestros smarphones, ya no debemos sacarlos de nuestros bolsillos o bolsos, en la muñeca tenemos todo lo que necesitamos.
si vamos a optar por comprar uno de estos "teléfonos de muñeca" debemos primero rastrear en la mayoría de las tiendas online ya que de una a otra el precio cambia ostensiblemente, por mi parte decirte que una de las más baratas y que más confianza me confiere es http://www.urra-online.com/ una de las webs más baratas que existen en cualquier tipo de electrónica, menaje, telecomunicaciones, electrodomésticos, y pequeños electrodomésticos, una ganga vamos.

pero centrémonos en el reloj, Lo primero que llama la atención en el reloj de Samsung es el tamaño. Destaca a primera vista como un dispositivo grande y llamativo, más alargado que ancho y que encaja en la tendencia de relojes grandes para hombres. Alrededor de la generosa pantalla – volveremos a ella más adelante – cuatro tornillos que ayudan a reforzar el posicionamiento del producto: tecnológico e industrial, algo a lo que el acero ayuda mucho.

Un único botón lateral corona una primera impresión que, aquí no puede uno sino caer en cierto subjetivismo, Samsung ha resuelto de forma solvente pero sin que vaya a pasar a la historia del diseño como un producto icónico.

El reloj forma una pieza con la correa que es insustituible porque parte de la lógica está ahí con la cámara. Fabricada con plástico y con seis colores disponibles, gana al tacto con su superficie rugosa y no desentona con el enfoque cuidado y premium del dispositivo. En este punto Samsung parece haber tenido mucho en cuenta que el reloj es un complemento de moda y que el cuidar materiales y apariencia es nuclear si desea posicionar a Galaxy Gear.

A pesar del grosor – único punto que penaliza realmente el diseño de Gear – en peso no se va de lo que uno puede admitir en un reloj de gran tamaño y con el que espera recibir mucho valor. Transmite en la muñeca una gran sensación de robustez y, en mi opinión de apasionado mucho más por la tecnología que por la moda, resulta bastante atractivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada